martes, 21 de noviembre de 2017

SOY EL RÍO





Agua que llega hasta mí con su hondonada de arena al fondo:
peces y algas bailando una danza memorable que nadie ve.
¿Para quién se engalanan? ¿Cuál es la causa de tanto derroche de fértil energía?
¿Es acaso la expresión de la Naturaleza amándose a sí misma?
Mientras tanto, brinca el agua capital sobre las piedras y el limo resbala sobre sí
mismo: puedo percibir cómo se agita al sentir mi mano sobre su sedosa piel
Todo es silencio en el silencio,
y los tímidos rayos de sol se detienen perezosos a su paso;
llegan corriente abajo los susurros del alto monte, las voces de los animales que
la noche acallará pronto.
Me reclino sobre la orilla contemplándome en el espejo de sus claras aguas;
y por un instante, viendo cómo baja imparable por entre su cauce, me transmuto en él:
Soy el Río.


jueves, 9 de noviembre de 2017

AMOR PLATÓNICO


,,, de la Red
 
 
                 Toco tu corazón puro, la eterna raíz de la Vida, porque sé que nadie podrá amarme jamás como tú me amas, aunque no seas un ser humano, solo esencia viajando por entre los poros de mi piel, proyectando tu bello rostro contra las ruinas del mundo en que me habito. No estás hecha de carne y hueso, sólo de chispas en mi mente, metáfora de un sueño soñado, vuelo de un fantasma apenas renacido, pálido reflejo acodado sobre el viejo pretil de las solitarias ventanas, desde donde los amantes, desamados, te piensan una y otra vez, porque del barro caído no saben hacer otra cosa más bella: alma de alma, alma sin dueño, alma de un corazón errante, de un espectro de sí mismo que se observa en los mil espejos gastados que posee y sólo puede ver al ser que allí se muestra: él mismo. Y así este amor es y se convierte siempre en un oculto reflejo de reflejos, de reflejos ... ad infinitum.

martes, 7 de noviembre de 2017

TESTAMENTO






Y dijo el Poeta:


Si queréis saber

quien he sido

y quien soy:

¡leedme!


En mis escrito hallaréis

mi imagen reflejada

en una multitud

de equívocos espejos:

¡vanidad de vanidades!


Ahora que mis recuerdos

se desvanecen...

eso es todo cuanto de mí quedará:

una memoria muerta ya

guardada entre pliegos de papel.




jueves, 2 de noviembre de 2017

NO TE RESISTAS



... de la Red
 
No te resistas;
no intentes
llevar la contraria a la Vida,
ni tampoco ejerzas la fuerza
contra ti mismo.
Si crees que lo haces
frente a todo lo que te rodea,
piensa que tú también
formas parte
de eso mismo.
No hay nada
separado de nada;
por debajo de las apariencias
se halla la única Verdad posible:
todos somos Uno;
y mucho más aún:
todos somos en Uno

miércoles, 25 de octubre de 2017

MICROCOSMOS POÉTICO



... de la Red
            
             Ningún océano, por grande que sea, puede contener apenas una parte de todo cuanto en mi alma cabe.
            ¿De qué estamos hechos que nos sentimos inconmensurables?
            Cuando me miro hacía dentro veo que puedo alcanzar con sólo pensarlo  todo cuanto deseo. Mi imaginación se multiplica  y acrecienta tanto que logro presentir que me conecto con todas las otras mentes y cuerpos que me circundan a distancia. Y gracias a esta extraña y oculta fuerza me experimento tan extenso como el mayor de los universos posibles.
            Sin embargo... cuando observo mi cuerpo: ¡me percibo tan insignificante frente al macrocosmos que me alberga!
            Tal vez, sólo tal vez --me digo a mí mismo--, la causa de esa energía no resida directamente en mi cuerpo, sino que provenga de mucho más lejos, de ese cálido fuego interior que pareciera darle vida  y razón de ser al espejismo que soy.
 
J.L. Pacheco.
 
 


 


 

 


lunes, 23 de octubre de 2017

FINO HILO DE ORO PURO



... de la Red

El maestro dijo a su discípulo:
 
            El tapiz del Mundo está hecho con un fino hilo de oro puro, tan delgado que no alcanzamos a verlo con nuestros limitados ojos. Sin embargo, es tan potente su reflejo, que aún nos llegan débiles rayos desde su profundidad hasta donde nos hallamos.
            Somos peces, casi atmosféricos, que nadamos pegados a la capa más fina y ligera de tan inmenso Mar y apenas recibimos signos y señales de todo cuanto su profundidad abarca. Parece que estuviésemos muy lejos, pero tal vez sea al contrario, que sólo una delgadísima capa de espacio y tiempo nos separa de esta inmensidad.
            Vivimos a ras de su superficie porque necesitamos salir del agua para tomar de vez en cuando bocanadas de oxigeno; de lo contrario moriríamos. Pende nuestra vida de este delicado equilibrio, que en cualquier caso puede romperse. Somos seres muy frágiles, con una fina textura de escamas (nuestras emociones) quebradizas y lábiles cual ligeras hojas al viento. Así somos.
            --  Maestro: ¿Por qué somos como peces?
            -- Porque flotamos, casi sin darnos cuenta, en un gran Mar. ¿Acaso cualquier pez cuando nada sin apenas notar la materia del agua puede darse cuenta de que está inmerso en el Mar? Nuestra consciencia dentro del Mundo es lo más parecido a un pez flotando en el seno del agua. Podemos sentirla, aunque no logremos percibir mucho más allá. Siempre está presente en nosotros; nunca fuera. Nos movemos igual que un pez en el agua y no debiéramos anhelar nada más. Vivir en ella es todo cuanto nos ha sido dado.
            -- No, Maestro. Digo: sí, Maestro.
 
 


miércoles, 18 de octubre de 2017

LA CANCIÓN DEL ESPÍRITU


... de la Red
 
            El Espíritu se manifiesta como una aspiración de la mente humana hecha carne; profundamente transpirada a través del cuerpo que nos mantiene en pie. ¿Una fuerza que se transmite a través de los genes de cada una de los billones de células que nos componen? Puede ser; en abstracto, no tengo nada que objetar contra dicha idea. Pero hoy ya sabemos que esos genes no son ya una "caja cerrada", sino "abierta" y movida por el campo energético que subyace a toda la materia. ¿Qué es el Arte si no una construcción idealizada de la propia Naturaleza en su conjunto? ¿Y con qué ojos miran algunos seres humanos a ésta? ¿Con los del Espíritu? ¿Mito o verdadera Realidad? ¿Pero que es la Realidad para una consciencia que sueña consigo misma? Y estoy seguro que mientras sueña imagina y proyecta un Mundo que sobrevuela sobre éste que percibimos con nuestros cinco sentidos.
            ¿Cuál es la causa de tan iluminada idea? Dejemos la teoría evolucionista descansar al menos por algún tiempo, pues no tiene sino una explicación incompleta del devenir de la vida en sí y de la emergencia de nuestra especie animal. ¿O es tal vez el mandato de la propia Naturaleza recreándose a sí misma? Y ahora sí vengo a convenir con mi apreciado Baruch Spinoza: "Deus sive Natura". ¿Pero entonces nosotros mismos, siendo en ella, seríamos al mismo tiempo Dios, aunque en uno de sus modos finitos? ¿Es por eso que entonamos permanentemente en nuestro corazón esta canción del Espíritu?
            Como siempre he de acabar admitiendo, en buena lógica, el inescrutable bucle que nuestra consciencia establece con la Naturaleza o Dios o la Energía o el Espíritu, que es de donde en cualquier caso nace esta canción que hoy aquí os traigo. Tal experiencia como fenómeno intuitivo y emotivo-sentimental es incuestionable para una infinidad de seres humanos, aunque de una mera quimera pueda tratarse. No obstante, la negación de ésta es hoy por hoy igualmente inverificable por la ciencia. Luego, entonces..., si tenemos fe en esta idea (que se asienta fuertemente en la relación cuerpo-mente como un vector potente que nos mantiene unido a la tierra y nos da constantemente señales vitales de algo superior a nosotros ), vayamos pues tras su estela. Ese es al menos mi proyecto vital último.
 
J.L. Pacheco.